Este 24 de Octubre es el día de Tara

23/10/2020

 

 Un día santo y auspicioso; un muy  buen día para orar y rendir homenaje a Tara/Drolma, el Buda que elimina los obstáculos y concede los deseos.

 

Tara nació de las lágrimas compasivas derramadas por Avalokiteshvara (Chenrezig) mientras rezaba para que su cuerpo se rompiera en mil pedazos tras contemplar sobrecogido que, aunque había liberado del sufrimiento a innumerables seres sintientes, era incontable el número de seres que aun seguían sufriendo. Tara Verde se apareció ante él como una hermosa dama y le dijo: “No llores, yo liberaré del sufrimiento a todos los seres sintientes que quedan.”  Arya Tara (la Suprema Salvadora) es la esencia de la Compasión.

Tara es, sin duda, la deidad femenina más querida en el budismo tibetano, venerada por su rapidez en acudir a socorrer a quienes confían en ella. Ha sido descrita como un Buda para nuestra era moderna, una personificación sublime de compasión y sabiduría en forma femenina en un momento en que el dolor y el sufrimiento parecen estar aumentando en todas partes. De todos los Budas, Tara es el más accesible”. Achara Zasep Tulku Rinpoche.

Tara es el Buda de la Actividad Iluminada. A Tara (Drolma en tibetano) a menudo se la llama simplemente “salvadora”, no solo en el sentido de salvación espiritual, sino también como salvadora de los seres que sufren en el samsara aquí y ahora. Así como un niño puede llamar a su madre si está en peligro, los budistas tibetanos devotos tienden a llamar a Tara en tiempos de necesidad.

Bokar Rinpoche explica: “Tara tiene el poder de ayudarnos. Sin embargo, este poder solo es efectivo si confiamos en Ella. Para que Tara  te pueda ayudar, debemos orarle y llamarla desde lo más profundo de nuestro corazón sin reservas ni dudar de sus intervenciones.

Thubten Chorrón explica: “Cuando decimos, “¡Por favor, protégenos de este peligro!” no esperamos que una diosa verde baje del cielo para rescatarnos

 

Breve práctica del caballo de Viento de Tara

tara-juny-20_opt

Escrita por aquel que se llama «Abu» (Patrul Rinpoche)

 Por la bendición y el poder de las Tres Joyas Infalibles —Buda, Dharma y Sangha—, y de Jetsünma,

la madre de los budas, Noble Tara,

que nuestra duración de vida, mérito, prosperidad y buena fama

aumenten como la luna creciente, como un lago que crece en verano.

¡Y especialmente que nuestra buena fortuna, wang thang (poder personal, finanzas) y el caballo de viento

sean sanados cuando se debiliten, reanudados cuando se interrumpan y elevados cuando se hundan!

¡Que todo lo que hagamos salga bien,

y que disfrutemos de una larga vida con buena salud, paz y felicidad!

MANTRA DE TARA VERDE

MASTRAS DE TARA

 Mantra de Tara Verde 

OM TARE TUTTARE TURE SOHA

Mantra de Tara Blanca 

OM TARE TUTTARE MAMA AYUR PUNE YANA PUTRIM KURU SOHA

¡Pueda la virtud y lo auspicioso abundar!